Elena Baranda Matamoros Perito Economista
Elena Baranda MatamorosPerito Economista

                  Bonos Convertibles

 

¿Qué son los Bonos Convertibles?

 

Los Bonos son instrumentos financieros de deuda emitidos por entidades públicas o privadas, y por los estados, para captar recursos a corto, medio o largo plazo.

 

A cambio el inversor recibe un interés durante la vigencia del Bono y llegado su vencimiento recupera el  nominal invertido.

 

Se habla de Bonos y de Obligaciones indistintamente, pero existen dos diferencias entre ambos. La primera se refiere al plazo de vencimiento, ya que los Bonos se emiten por plazos inferiores a 5 cinco años, mientras que las Obligaciones se emiten a plazos superiores a 5 años. Y la segunda diferencia está en el cobro del cupón, ya que en los Bonos se cobra siempre (salvo quiebra del emisor), mientras que en las Obligaciones está supeditado a la existencia de beneficios.

 

Esto sería lo que se conoce como un Bono Simple, pero existen otros dos  tipos que son el Bono Canjeable y  el Bono Convertible.

 

Funcionan igual que el Bono Simple en cuanto al cobro de los intereses, pero a su vencimiento en lugar de recuperar el capital invertido, se obtienen acciones de la entidad emisora.

 

La diferencia entre ambos está en que con el Bono Canjeable se obtienen acciones que ya están en circulación (viejas), mientras que con el Bono Convertible se obtienen acciones procedentes de una ampliación de capital (nuevas).

 

 

 

¿Por qué se considera un producto Complejo y de Riesgo?

 

Porque mientras que el Bono Simple es un producto de renta fija, el Bono Convertible es un producto mixto que combina la renta fija y la renta variable.

 

Funciona como renta fija mientras se perciben los intereses pactados, pero al vencimiento se convierte en acciones. Sin embargo a diferencia de las acciones normales, en los Bonos Canjeables o Convertibles el precio de canje por acciones se fija en el momento de contratación del producto.

 

Esto supone un importante riesgo ya que la recuperación del nominal de la inversión dependerá de la variación del precio de las acciones en el mercado. 

 

Así, si llegado el momento de su vencimiento  el valor de cotización de las acciones es superior al precio de canje, el inversor obtendrá ganancias, mientras que si la cotización es inferior al precio de canje se producirán pérdidas en el nominal invertido.

 

Es por tanto un producto que no está pensado para inversores minoristas, porque requiere un conocimiento importante del funcionamiento de los mercados financieros, así cómo saber en qué parte del ciclo económico se está, para poder determinar si se puede invertir en  renta variable o es más aconsejable la renta fija.

 

 

¿Qué ha pasado con los Bonos Convertibles del Banco Popular?

 

 

El Banco Popular realizó una emisión en 2009 de “Bonos Subordinados Necesariamente Canjeables por Acciones I/2009”, cuya fecha de vencimiento era el 23/10/2013.

 

Ya estábamos inmersos en una crisis que se agudizaba por momentos, de manera que la cotización de las acciones del Banco Popular, se encontraban en una continua caída.

 

Además se establecen nuevas exigencias de capital para reforzar los recursos propios de las entidades financieras europeas, por lo que los Bancos deben buscar capital.

 

Banco Popular realiza varias ampliaciones de capital y aplica los mecanismos antidilución previstos para que los Bonos no sufran pérdidas de valor, sin embargo en Mayo de 2012 los Bonos Canjeables del Banco Popular tienen un valor de mercado de sólo el 38% de su valor nominal.

 

Por ello el Banco decide hacer una nueva emisión, “Bonos Subordinados Obligatoriamente Convertibles II/2012”, destinada exclusivamente a los inversores de los Bonos Canjeables de 2009, prorrogando el vencimiento hasta el 25/11/2015, con la idea de que el valor de cotización de las acciones se recupere.

 

No hay recuperación en el valor de cotización, que sigue cayendo. Se hacen nuevas ampliaciones de capital y en Junio de 2013 es necesario un contrasplit para sostener el valor, que cotiza en ese momento por debajo de 1 euro.

 

La aplicación de los mecanismos antidilución ha hecho que el precio de conversión (precio de canje) aumente de tal manera que en el último periodo de conversión voluntaria de Agosto de 2015  se ha  establecido en 17´6991 euros la acción, algo totalmente desorbitado teniendo en cuenta que el valor de cotización actual de las acciones del Banco Popular se sitúa en torno a los 3´25 euros la acción.

 

Por ello cuando el próximo 25 de Noviembre de 2015 los inversores realicen el canje obligatorio de sus Bonos por Acciones, habrán perdido el 80% del nominal de su inversión.

 

 

¿Y ahora qué opciones tienen los inversores?

 

 

Pues tienen 3 opciones:

  • Vender sus títulos y recuperar sólo el 20% de su inversión.
  • Quedarse con las acciones y esperar que con el transcurso del tiempo recuperen parte de su valor, porque todo no será posible.
  • Acudir a los juzgados para intentar que se consideren nulos los contratos firmados y les devuelvan el nominal invertido.

 

 

En el caso de decidir acudir a los juzgados hay muchas posibilidades de que les den la razón, debido principalmente a tres motivos:

 

 

1.- No era un producto apto para inversores minoristas, que desconocen el funcionamiento de los mercados, y que en la mayoría de los casos eran simples ahorradores de productos como Depósitos, Fondos de Inversión garantizados o Acciones de empresas con sólidas estructuras financieras que dan dividendos y por tanto no pueden considerarse valores especulativos.

 

2.- Como inversores minoristas, el Banco debía haber explicado en profundidad el producto, advirtiendo de sus riesgos y dejando claro que la inversión no estaba garantizada por el Fondo de Garantía de Depósitos. Además debería haber realizado los Test de Conveniencia y Test de Idoneidad, y sólo tras una evaluación correcta y una vez se hubieran asegurado que el cliente había entendido completamente el producto, haberlo contratado.

 

3.- El momento económico no era apropiado para este tipo de productos. Los inversores lo desconocían pero el Banco lo sabía, pues los Bancos cuentan profesionales cualificados, analistas de los mercados financieros, y con instrumentos capaces de predecir una recesión económica o una caída generalizada de las bolsas, y por tanto capaces de saber si se puede operar con renta variable, o lo aconsejable es adoptar posiciones conservadoras de renta fija.

 

Elena Baranda Matamoros

www.peritoeconomista.es

 

 

Contactar y concertar una cita

Dirección

 

PERICIAL Y EMPRESARIAL S.L.

ELENA BARANDA MATAMOROS

 

MAR MEDITERRANEO 160,2ºC

28341 VALDEMORO (MADRID)

 

Teléfono

 

Fijo :+34 911 747 002

        +34 918 956 658

Móvil:     629 885 065

Fax:       911 747 002

 

Correo electrónico

 

info@peritoeconomista.es

 

O bien utilice nuestro formulario

Publicaciones

Amplie sus conocimientos sobre algunos temas

 

Conozca nuestras publicaciones, quizás le resuelva alguna duda o simplemente le aporte algún conocimiento nuevo, sobre temas actuales:

* El informe pericial

* Concurso de acreedores

* Hipotecas Multidivisa ...

 

Información de interés

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© ELENA BARANDA MATAMOROS

Página web creada con 1&1 IONOS Mi Web.